sábado, 18 de abril de 2009

Wiley Miller

Me gusta el trabajo de Wiley Miller en su tira Non sequitur (lleva más de 15 años dibujándola para un Syndicate y se publica en más de 700 periódicos... <suspiro envidioso>). Por un lado, me atrae su habilidad gráfica con los tramados y es de las pocas tiras de prensa en las que habitualmente se muestran perspectivas.

Es muy agradable -gráficamente hablando- el no limitarse a planos medios o generales, siempre desde el mismo tipo de perspectiva, sino romper la monotonía ayudando así a la narración:


Hablando sobre los nuevos talentos, afirma que los jóvenes dibujantes sitúan a sus personajes en ambientes espaciales o en algún otro remoto lugar. Lo considera un error desde el punto de vista del editor, que ha de pelear con esos conceptos surrealistas. La ventaja de Miller no es sólo la libertad de expresión de la que disfruta: su tira puede mostrar desde sus opiniones políticas a su ingenio ya que se mueve entre el absurdo, la crítica social, el chiste político o sus propios personajes recurrentes. Es capaz de hacer tiras o chistes, jugar con el formato horizontal o vertical (desarrolló su propio sistema de dibujo para eso, con el fin de poder ubicar su tira en más periódicos). También fue pionero en el uso de un método asequible de color de proceso. En sus propias palabras, le encanta experimentar.