sábado, 12 de diciembre de 2009

Pensamiento positivo

Vale que hay humoristas que acaban suicidándose. No, en serio. Así, a bote pronto, Josep Coll y Jack Cole (¿coincidencia de apellidos?). Uno de los genios del TBO y un maestro tanto en el dibujo humorístico como en los superhéroes. Pero también hay ejemplos de autosuperación. En "Zig-zagging: loving madly, losing badly" Tom Wilson describe como su personaje "Ziggy" le ayudó a superar la enfermedad de su padre (y creador de Ziggy) y la de su esposa. Más impresionante es la vida de John Callahan: humorista, artista y músico. Su humor es negro, negrísimo: la muerte o las minusvalías son temas recurrentes en sus chistes. Pero es que Callahan... fue adoptado de niño, sufrió abusos, empezó a beber con 14 años... y es tetrapléjico desde los 21. Su autobiografía se titula: "No se preocupe, no llegará muy lejos andando".

Si queréis inspiración, ahí hay un ejemplo.