martes, 27 de julio de 2010

Consejos vendo...

que para mí no tengo. Durante mi convalecencia debería haber aprovechado para hacer limpieza. Mantener el instrumental listo y a punto. Cualquiera que me saque de contexto parece que en vez de humor gráfico me dispongo a recorrer Whitechapel. Pues no. Estoy hablando de que los aficionados a la tinta china o tinta negra lo más indeleble posible debemos hacer limpiezas periódicas de la caja de herramientas. Lo de hoy es a lo mejor una sarta de perogrulladas, pero son cosas que he ido aprendiendo con la práctica. Y si no estoy en la mesa de dibujo es porque la estilográfica de rotular necesita un boca a boca urgente por intoxicación de tinta negra seca.

Guantes de vinilo o látex. Maravillosos. No, no penséis cochinadas. Son estupendos a la hora de la limpieza o la carga del instrumental. Evitan que luego te tengas que frotar con nanax las manos para sacar las manchas de tinta. Si van con un poco de talco son más fáciles para ponérselos en las manos y salen sin demasiados problemas. Eso sí, a mí me cuecen las manos y los aguanto poco tiempo.

Papel de cocina. Nada de usar tissues o papel higiénico (sí, yo lo he hecho, ¿qué pasa?). No suelta fibras y para secar las plumas/plumillas, retirar goterones de tinta o limpiar en general.

Botes de vidrio. Reciclados de conservas y pasados por el lavavajillas. Te permiten poner en remojo las herramientas que tienen ya la tinta seca para poderlas recuperar. Si los combinas con un baño de ultrasonidos y la punta del instrumental es delicada, mejor cámbialos por unos de plástico (unos vasos desechables, por ejemplo) para que la punta nos e doble con la vibración contra el vidrio. También los puedes usar de portalápices, aunque yo tengo debilidad por los tarritos de barro de la cuajada para ese menester.

Goma moldeable (sí, la de borrar). Estupenda para mantener un palillero en su sitio si necesitas pegarlo con pegamento instantáneo.

2 comentarios:

CLAUDIO KAPPEL dijo...

Gracias a tí, y mis felicitaciones por tu inmensa contribución al mundo del humor gráfico.
Un abrazo desde Argentina,
Kappel

JoBi dijo...

Era Bernardo de Chartres quien escribía que los enanos a hombros de gigantes son capaces de ver más lejos que éstos...