jueves, 12 de mayo de 2011

Hay bajones y hay bajonazos.

Ésto del dibujo es muy perro. Es una labor solitaria (que suene el violín) que muchas veces es mal pagada (a quién le paguen, claro) y menos reconocida. Es una creación, como otras. Y quien opine lo contrario, pille lápiz y se ponga ante una hoja en blanco. Con un par.

Ésto viene a colación con el inminente cierre de la bitácora de José Mª Beroy. Quién, por lo que deduzco de su despedida y cierre, o tiene un bajón o le han frito a bajonazos. Con él comparto nombre y algunas ideas, amén de ciertos álbumes suyos que tengo por casa y me encanta releer. Admito que le sigo menos en papel desde la extinción de CIMOC y que a nivel de bitácora, estoy suscrito a más de las que puedo leer.

Me adhiero a más de una (y de dos) de las sensaciones que describe en su última entrada y no me cabe más que desearle toda la suerte del mundo en su nueva etapa. Y repetirle que es un buen dibujante y un digno narrador.

2 comentarios:

Julkillo dijo...

Joder no sabía nada,vaya mierda de ánimos,si un señor con el talento que atesora Beroy se rinde,buf,en fin,espero que le vaya bien en adelante y sí,Jose María esto del dibujo es para masocas

JoBi dijo...

Pues sí, pues sí...