viernes, 18 de octubre de 2013

Aguada

La aguada es una técnica de ilustración que consiste en una gradación de grises que se obtiene mediante diluciones de tinta china. A medida que las técnicas de reproducción de dibujos fue mejorando a partir del siglo XX, la técnica empezó a popularizarse, si bien al principio pocas publicaciones podían permitírsela. Una de esas publicaciones era The Sphere (1900-1694), revista semanal editada en Londres. De entre los ilustradores que emplearon la aguada en dicha publicación, hoy os traigo a Fortunino Matania.

Paso intermedio de una ilustración de Fortunino Matania
La dificultad de la aguada estriba en no poder borrar. El tono aplicado sólo puede diluirse ligeramente o ya oscurecerse, pero no se vá. Era precisa una planificación exhaustiva de la ilustración para poder desarrollarla. Aquí podeís ver un ejemplo del trabajo de Matania paso a paso.
Quizá por el tipo de publicación (más bien popular) que acogía el humor gráfico, la mayoría de dibujantes recurrían al dibujo de línea y solo unos pocos empleaban otras técnicas. Acostumbrado a ver los trabajos de los humoristas gráficos españoles de la postguerra, la verdad es que yo mismo creí que el horizonte del humor en papel no pasaba de la línea, el tramado y poco más. Pero las ilustraciones humorísticas extranjeras que se publicaban en España y a las que poco a poco iba accediendo, ya mostraban una gama de medios tonos que más adelante identifiqué con la aguada. Y ahora cuando pienso en la aguada y el dibujo de humor, un nombre me viene a la cabeza: Charles (Chas) Addams. 
Ilustración de Charles Addams para un libro
de rimas infantiles, mostrando a la familia
que le hizo famoso.
Para mi gusto, es una técnica muy atractiva visualmente y que, si bien la técnica no debe ser el fin, sino un simple medio, permite reconocer el trabajo de un humorista con dotes de ilustrador.
Para concluir, un pequeño webinar con el desarrollo de la técnica de aguada (digital) con el programa Manga Studio.