viernes, 24 de enero de 2014

Pro-ams o "profesional-amateur"

Un "pro-am" se dedica como amateur a una actividad determinada sobre todo por amor al arte, pero tiene un nivel profesional. Los "pro-ams" tiene pocas posibilidades de obtener más que una pequeña parte de sus ingresos mediante su pasatiempo, pero se dedican a él con la entrega y el compromiso de un profesional. Para los "pro-ams" el tiempo libre no es consumismo pasivo sino activo y participativo; supone desarrollar habilidades y un conocimiento acreditado públicamente, a menudo construido durante una larga carrera profesional que les ha supuesto sacrificios y frustraciones.
Charles Leadbeater y Paul Miller
citados por K. Robinson en «El Elemento»