domingo, 5 de junio de 2011

Activismo viñetario

A principios de los 80, Carlos Giménez distribuyó la historieta Otan no, caca. Concedía el derecho de libre reproducción y distribución —años antes de las licencias CC— sobre la misma para divulgar sus ideas. Unos cuantos años después, el movimiento 15M se nutre de las contribuciones de diversos artistas gráficos que se recopilan en la bitácora The Spanish Revolution. ¿Conocéis iniciativas similares?