miércoles, 13 de junio de 2012

Pedro R. de Campomanes

Mi intento en éste discurso es excitar acuantos profesan las artes y oficios en España, a que se dediquen al dibujo y ejerciten los oficios respectivos bajo de sus reglas, simetría y proporciones.
Tales artistas dibujantes están verdaderamente comprendidos entre las profesiones honradas o decentes, aplicando con utilidad las reglas a toda especie de maniobras.
Discurso sobre la educación popular de los artesanos (1774).