miércoles, 26 de febrero de 2014

The good tempered pencil (2)

(Traducción libre)
Despojado de glamour, el humor pictórico es simplemente una abreviatura, por el que las ideas humorísticas pueden ser absorbidas por el lector con el mínimo de esfuerzo. Naturalmente, cuanto mayor sea el arte, mejor, y podemos estar orgullosos de que muchos humoristas pictóricos han sido muy buenos artistas, y algunos de ellos realmente grandes: de todos modos, su éxito como humoristas pictóricos, creo, se debe menos a su arte que a su habilidad en su aprovechamiento.
Por supuesto que uno siempre estima que la protagonista sea una Venus y el protagonista un Apolo, pero la obra es lo importante y, aunque el mal dibujo es mal dibujo y no podemos evitarlo por completo, el problema principal del humor pictórico no es tanto el mal dibujo como el dibujo de mal gusto, que es algo muy diferente.

— Fougasse

Si bien Fougasse habla del dibujo de mal gusto (tasteless), no estoy tan seguro de si el maestro británico no querría decir el dibujo sin sentido (senseless) como aquel que no provoca humor al estar desvinculado de la idea, del texto, o de ambos aspectos.