miércoles, 7 de mayo de 2014

La mancha de negro

En inglés lo denominan spotting blacks y es el uso de la mancha tonal negra. Se emplea para diferenciar planos, figuras, zonas... para dirigir el ojo o llamar la atención en una viñeta. Es la diferencia tonal que permite añadir dinamismo a la viñeta y romper la monotonía del blanco. Es una técnica que está en desuso y que, pese a su aparente sencillez, requiere de un buen ojo y entrenamiento para sacarle el máximo provecho.

SinFest de Tatsuya Ishida, bromeando sobre el tema

Composición

Las composiciones más poderosas son aquellas en las que la idea principal se capta de un simple vistazo.
—A. Thornton Bishop1
Antes de entrar en materia, quisiera resaltar que el uso de las manchas tonales en el humor gráfico no es el mismo que en la historieta (o al menos, no siempre2). Por ejemplo, a Jim Shooter le repele el concepto spotting blacks: para él, consiste en distribuir manchas negras aleatoriamente. El enlace os dirigirá a un más que interesante artículo sobre el entintado de historietas, reflexiones, secretos y algunos ejemplos. Pero no puedo estar más en desacuerdo con Shooter en nuestro caso. Shooter está hablando de la técnica de entintado y de cómo conseguir un acabado más o menos pictórico o realista del dibujo. Para mí, el uso de las manchas va, como todo lo que interviene en la viñeta, en conseguir una lectura nítida, exacta y rápida por parte del lector. Hay que contar toda una historia en una simple viñeta (o en una tira de 3 ó 4) y no buscar el realismo en la representación.
Cuando componemos, ensamblamos los diversos elementos de un diseño en una estructura que expresa la idea del modo más efectivo.
—A. Thornton Bishop1

Es decir, de lo que vamos a hablar es del uso de las manchas tonales en la composición manejando conceptos como armonía o equilibrio.

Hank Ketcham

Negros sólidos y tramados simples permiten a Hank Ketcham  trabajar sus viñetas diarias y separar las figuras o los planos. El uso de una gama tonal relativamente simple permite que el trabajo de Ketcham sea reproducible a diferentes tamaños sin sacrificar la legibilidad. Veamos un ejemplo.

Las manchas de negro sirven para diferenciar los múltiples planos y personas del dibujo de la izquierda.

Tenemos en primer plano a la madre, Dennis y el sacerdote. No hay confusión entre las figuras que Ketcham separa con toques de negro en los adultos y una gran mancha en Dennis. El tramado de sus pantalones le "separa" físicamente de los ladrillos de segundo plano y de la espalda de su padre. Más toques de negro y un tramado lineal. Por último, un pequeño "halo" alrededor de la cara del muchacho permite distinguir su expresión frente a las figuras del fondo más simplificadas.
En el siguente ejemplo, las caras pueden resultar obscurecidas por el negro.

El negro dá ambiente y sitúa a las figuras adecuadamente, lejos del segundo plano y enmarcadas contra un horizonte blanco. Los perfiles siguen la vieja máxima de la animación: si con la silueta no está clara la acción, es que el dibujo no es correcto. Además, Ketcham juega con unos perfiles reconocibles de sus personajes que el lector distingue e identifica con las figuras.

Un ejemplo más radical es el siguiente:

Un perfil puro, que me recuerda a las sombras chinescas o a las ilustraciones de Arthur Rackham, pero con los tonos en negativo. Ketcham lo usa para situar la acción a una hora determinada del día. El material de Ketcham es muy rico en el uso de negros, os invito a descubrirlo.

Frente al ejemplo anterior de negros sólidos, veamos otro negro más matizado.

Franquín


Franquín no emplea el negro sólido, ni con fines pictóricos. Aquí el negro es una "seña de identidad" para las historietas. Juega con la mancha procurando que las figuras sean lo más oscuras posibles, pero distinguibles. De nuevo la legibilidad en detrimento del realismo.

Tutoriales

¿Sugerís más ejemplos?

La teoría está muy bien, vayamos con la práctica. Me parece muy interesante el método de Matt Madden.

Pruebas tonales de Matt Madden
Madden fotocopia su trabajo una vez entintadas las líneas a tamaño reducido. Ahí mediante tinta o incluso rotuladores, va probando combinaciones de manchas de negro hasta quedar satisfecho con el equilibrio tonal y entonces procede a aplicarlo en el original. El sistema es inverso al que describe Dave Gibbons3 que partiendo del guión hace una serie de miniaturas atento únicamente al balance de masas negro/blanco para luego desarrollar las viñetas partiendo de ese esquema.

Para acabar, un pequeño tutorial en inglés a cargo de Zander y Kevin Cannon.

1 Gene Byrnes (ed.) A complete guide to drawing, illustration, cartooning and painting. Simon and Shuster, NY, 1948.
2 El Sin City de Frank Miller, Kane de Paul Grist o Hellboy de Mike Mignola, son tres ejemplos de historietas de dos tonos.
3 Best of Drawn! Vol. 2.

2 comentarios:

maranzo dijo...

Gracias por la excelente colaboración... Así nos vamos desasnando los aprendices -viejos-pero aprendices al fin.

JoBi dijo...

Y como dicen, "enseñando es como se aprende"