miércoles, 24 de junio de 2009

Gichin Funakoshi


Tal y como yo entiendo éste principio (aplicable al dibujo de humor) es que la (perfección) técnica está al servicio del espíritu del dibujante y no al revés. Otros autores marciales lo interpretan como que la intuición (ésto es, la "forma-sin-forma" de Bruce Lee o Miyamoto Musashi) se desarrolla a partir de la base técnica. Lo que nos parece un dibujo suelto e improvisado es fruto de años de entrenamiento, pero la idea sigue siendo lo principal, no el estilo o la técnica.