sábado, 13 de junio de 2009

El truco del almendruco (plumas estilográficas)

No sé cuántos de vosotros seguís usando estilográfica. Yo la uso de vez en cuando —cuando antes escribía más cartas y menos emails, mis plumas echaban humo. En fecha reciente he comprado un frasco de tinta Noodlers negra que es resistente al agua (en teoría es atifraude y resiste lo que le echen). El caso es que la he comprado para poder rotular con las estilográficas (llamadme trasnochado, pero es que las echo de menos). Si alguna vez habéis usado tinta negra de estilográfica, sabréis la tendencia que las plumas tienen a secarse y atascarse con la tinta negra. Con la tinta azul y una simple pluma Pelikan podías humedecer el extremo (sí, con salivilla) y escribían sin problemas. Con la negra, si se ha secado, lo tienes un poco más difícil para ponerla en forma.

Lavado

Método tecnológico

Se necesita un baño de ultrasonidos. Los que hemos trabajado en un laboratorio tenemos un acceso relativamente sencillo a ellos. Basta con poner la pluma en un vaso de precipitados con agua y si le añades jabón, que sea neutro (yo no soy muy partidario). Unos minutitos suelen arrancar la roña incrustada. Cambias el agua y repites la operación hasta que el agua después del baño sea transparente.

Método tecnológico plus

En vez de agua, empleas una solución limpiadora como la Higgins Pen Cleaner.

Método casero

Agua del grifo y un recipiente, un bote de conservas pequeño y bajito es estupendo. Llenas el bote con agua y pones la pluma dentro, con el plumín hacia abajo. Cada cierto tiempo, agitas la pluma dentro del agua, para que vaya tiñéndola (y de paso desincrustándose). Cambias el agua varias veces hasta que salga transparente. Es un proceso que puede llevar días.

Método casero exprés

Un lavabo y agua corriente. Solo vale para plumas con plumín desmontable. Las llenas de agua y soplas para expulsar el agua. Rematas la jugada sumergiéndolas en agua como el método anterior, pero ahora el tiempo es más corto.

Secado

Método rápido

Puedes usar aire comprimido (lo venden en sprays para limpiar ordenadores) o si tienes aerógrafo, enchufándoselo directamente. Ojo, mancha.

Método lento

Pones las partes sobre un paño de algodón -un pañuelo antiguo, un paño de cocina viejo- que no suelte fibra. Y al aire. No es recomendable poner al sol a las estilográficas de celuloide, así que lo mejor es un sitio cálido y a la sombra.

Más info: foro de estilográficas y la bitácora soloplumas (¡gracias por señalar las erratas!).