martes, 27 de abril de 2010

Qué tía

Es una pena que Mónica Gómez Martínez (a) Icat no haya seguido con su bitácora. Es un más que interesante proyecto de cómic, fase a fase, del argumento al arte final. Lo que me parece interesante (y a envidiar) es que la autora lo tiene claro, pasito a pasito. Yo a su edad era un chapuzas que empezaba las cosas sin guión y así me lucía el pelo. Lo segundo que me dá envidia cochina es que a su edad —voz de abuelo Cebolleta— no investigaba yo tanto sobre el lenguaje del cómic y sus elementos... demonios, como que acabo de aprender qué es una didascalia.