domingo, 25 de abril de 2010

Compañero Marckos

Imagínate que hacer un chiste o una ilustración te lleva una semana. Entera. No a base de bocetos, pruebas, borratajos, tiro ésto porque no me gusta. No. Hazlo a ratón, a golpe de ratón de ordenador porque no puedes moverte, no puedes andar, sólo puedes teclear en el ordenador al estilo pistolero. Eso era lo que hacía el joven compañero Marckos. A base de gráficos vectoriales, ampliando la imagen chorrocientas veces y moviendo el ratón.

Autorretrato de Marckos (1989-2009)

Marckos no ha llegado al reconocimiento de John Callahan —le faltó tiempo— pero en éste solitario oficio se merece el pequeño homenaje que le brindamos los componentes de Maldita la gracia. Va por ti, compañero.