miércoles, 12 de enero de 2011

El tamaño SI importa

Vale, y ahora que he captado vuestra acomplejada atención, vamos a hablar del tamaño de los plumines.


Diferentes trazos con plumines de Pelikan

Hay una diferencia básica en el grosor del trazo de plumín y no sólo depende del fabricante. En el caso de los plumines orientales están acostumbrados a trazos mucho más finos, llegando a extremos que los plumines europeos o americanos no alcanzan. A mi juicio, lo interesante es un plumín que como línea básica dé un grosor con el que sentirse cómodo y con algo de flexibilidad que permita aumentarlo a medida que se dibuja. Es decir, no ir a lo más fino posible, sino a lo más fino con lo que trabajar y que al reducir no se emborrone. Ésto último es fundamental. Hay que pensar siempre en que el tamaño de trabajo no es el mismo que el de reproducción y que las líneas demasiado finas pueden acabar siendo un pegote en nuestra ilustración.